A callarse ranas

En manos de un montón de sapos muero cada día.
Apenas el sol les avisa que hay sangre recorriéndome,
se amontonan.
Primero les guiño un ojo,
pero viendo que salen y exponen sus secreciones,
camino entre ellos
que se acomodan piel con piel,
estrechez con estrechez,
arruga con arruga,
sus miradas con la mía.
Los sapos andan por este mundo
como sin no importara nada más que matarme.
Han dormido suficiente pero siempre termino en sus sueños.
Como sucede tanto, me cuestiono hasta dónde los provoco
pero sé que un montón de sapos
nunca se aparea en frente mío por casualidad;
que han sido situados ahí como soldados
y lo que cuenta es matar.
No falta quien se acerque
y pronuncie un discurso a favor: nadie ha muerto,
día a día,
nadie ha probado tanto sus argucias
cada mañana,
no cada siglo que decide cambiar con engreimiento el nombre,
no, cada segundo, 
cada vez que el sol se torna de suave a radiante,
de radiante a quemante,
de quemante a muerto,
nadie como yo
con el sol y los sapos
confabulados.

Comentarios

  1. Let's say you had five cherries that you had to line up, and it would go up in notes. "Doo," and it feels good, but what they're doing in the slot machines is leaving it unresolved when you do not win. It's something that will get repeated as a result of|as a result of} it is easy to understand. It's easy for media to say, "All slot machine music is in the key thing} of C," with out 점보카지노 actually explaining the history of whether that's true or not, and whether that's true right now. It is most positively, 100% not true right now, since you've got your Kiss games, you've got your Michael Jackson games.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas populares