Ir al contenido principal

Entradas

Entrada más reciente

Mátame...

Mátame...fuego destructor de mi vida sin numen. V. Aleixandre




El Dulce calor de la llama y la buida presencia de la juventud me gritan traidor desde el hipogeo de los años, y tantos años me impiden hacer aseveraciones y delinquir con el cierre de un concepto.
Siempre anduve yéndome, porque huir es la luz mejor al otro lado del camino, y el camino deja ver que no va a ninguna parte aunque no le pregunte o haya, trasunto, adorado demasiado a Itaca.
Para evitar mi innúmero de afrechos, caminando, pisando espartos, fabriqué de esa misma yerba el sombrero.
La nostalgia de no saber dónde está el camino, tuareg obligado a cumplir la faena con el tedio del final, irredento y fiero, ve estos campos extranjeros, prestados a mi paso. Miran atónitos mi ascesis, esta manera rara de encontrarme. Ya no desprecio la muerte en sus lecciones sobre la cortedad, y pongo mi barbilla en tierra con los ojos nublados.

Nací con un pábulo sentenciando luego del primer respiro: morirás; aleve el mismo nacimient…

Últimas entradas

Todos esos colores

No puedo desproveerme

Amo

Los trenes pasan

No tengo interés

No hay éxito

Seguro que un alto porciento

Para qué los arcos

No se desprenda de mí

Me dan pena