Planeamiento




Vuelo sobre la bahía de San Francisco
¿En cuántos sitios he estado sin estarlo, desde una nube opaca, superficial, haciéndose globo en las narices de  la gente? 
Sin embargo estoy en lo que llaman vida,  aquí, mirando alrededor y todos llevan rosas y voces que ostentar. 
Me empeño en creer que nadie vive así,  cruzando por la vida.  La vida me resulta eso que ellos viven,  que al morir dirán mientras se van, adiós vida, qué bueno fue tenerte, qué agradable la experiencia de ir contigo. 
Yo espero morirme muerto.
¿Qué soy entre ellos? Ni espejo, ni sombra, ni un fantasma. Soy uno de ellos, dentro y fuera de ellos. 
Camino y me hurgo en la nariz, igual que ellos, pero yo sé que es sólo por conservarme, que un paso de mis piernas y un moco nasal, son argucias, escamoteos del silencio esotérico.
La bahía de San Francisco se parece demasiado a una foto, a algo que he visto, y ya no me permite el asombro.

Comentarios

Entradas populares