Quiero ser una flor


Quiero ser una flor.
Sin cambiar de nombre ni pedirle prestado a los maestros.
Ser un aparente innovador.
Estar sumido en un ruido universal, y acoplarme lo más cerca que pueda a su fuente.
La templanza, poder disfrutar como un Buda. Embrutecido con mis paramitas, un pétalo con colmillos en el centro del miedo.
Quiero ser el medio. Con mi dedo perdonar todas las culpas,
con mi dedo insensible. Guardarme para el momento espléndido,
en el irresponsable punto medio.
Una flor vive con abundancias. Yace en el centro del recato y la vulgaridad.
Yo quiero que me regule el orgullo, ese falso valer de mi grandeza.
Que sobreabunda un empuje, un llevarme a empujar.
Que atempere los momentos, desde su inmediatez
al embargo.

Comentarios

Entradas populares