No hay éxito

No hay éxito para el secreto.
Hay un mundo que no conozco, un sonido que viene desde donde no lo han descubierto, asolado en la agonía de que le dé vida.
Parece, me parece que la rutina no se acaba, que entro en ella con esta naturalidad para las rutinas que tengo, y me siento en ella, corro en ella, respiro desde esa rutina que con descaro se ríe, me da pellizcos, un trompón a veces, muertes, y todo, absolutamente todo queda en la película de ella, en el manto que extiende sobre mis días, sobre mis segundos, todo queda allí, nublado, difícil de mover, rutina y mi mirada, y cuando la rutina me dice, camina, haz lo que tienes que hacer, voy de nuevo.
El mismo plato, la calentura del arroz que siempre es excesiva, la música dulzona que hace normal la misma escasez de hambre, y el sentarme otra vez sintiendo que lo domino todo.

Comentarios

Entradas populares