Ya se acercan

Ya se acercan los tsunamis y la tierra tiembla, ¿quién puede saber qué sigue?. Un trueno me guiña un ojo agazapado detrás de una nube, que por el momento luce transparente. No sé qué espera, cuándo vendrá, si vendrá por mi. Millones de hombres desde hace tantos miles de años, miran al cielo. No al mar, que sólo lleva, que se ensancha para besar al horizonte y llega a cualquiera a cualquier costa donde siempre espera lo mejor. 
No a la tierra que busca que la pisen para permanecer firme. 
Al cielo, que anuncia y bendice. Que aguanta y cae y en sus múltiples capas atrapa lo profundo, lo misterioso y desconocido. 
La tierra y el océano escogen los descuidos de los hombres, entretenidos en suplicarle al cielo, y se abren, se ensanchan, destruyen los bordes, descontrolando las seguridades planas de la mirada.

Comentarios

Entradas populares