Aunque no te conozca

Aunque no te conozca, ¿quién se conoce?: ¿ a dónde te lleva el paso que crees tuyo?.
Mi desesperación es inconmensurable por saber quién soy, quién demonios soy, quién es este tipo que me respira adentro.
La sombra inalcanzable que soy, por fuera busca qué hace el de adentro con la gandofia que cocina el cerebro, la luz que dice tener, por qué algunas noches llora mientras el mundo duerme y luego, en la misma mitad de la noche, se levanta, el mundo aún durmiendo, y le habla bajito, le pasa la mano, le acaricia el lomo al mundo, arrebolado, el más tierno de todos, y vuelve a la cama, los ojos encendidos de rabia, se mira fugaz en el espejo, es miedo, le dice y sigue de nuevo a la cama, donde llora hasta que el sol le habla de lágrimas.
Me hurgo en el cráneo con las uñas y chupo la sangre debajo de ellas, como un simio asustado en su jaula, miro a todos, yo confiado, aterrado, la cabeza medio gacha y el susto y las miradas, y la gente con los dientes apretados conmigo, ni una gota de sangre se pierde, todo se saborea en las uñas.
Pero me hace falta tiempo, no más de vida, sino más para este día, con todas esas horas que faltan, resueltas y a disposición mía.

Comentarios

Entradas populares